PROGRAMA CUSTODIOS

A pesar de que dentro de sus funciones no está contemplada la mediación de contenidos entre las obras y el público, los custodios son fuente de consulta respecto a lo que se exhibe. Su opinión personal de las obras, aunado a la información que obtienen en las visitas guiadas que se les programa, son para el público una fuente más relevante que las fichas y cédulas disponibles.

Sus opiniones son ricas en anécdotas y se basan sobre todo en la especulación dada por la observación constante de las obras, lamentablemente estas carecen de un bagaje de conceptos y términos que sería útil tanto para su trabajo como para su concepto del arte y por ende en una respuesta más adecuada con el público.

Este proyecto, en su sentido práctico, se fundamenta en la relación que se da entre los custodios y los visitantes, hecho que se da al margen de los protocolos de visita del museo. Tal circunstancia se vuelve una oportunidad para empatizar, colaborar y generar un trabajo conjunto con los custodios, el cual culmina una serie de prácticas y conocimientos sobre el arte contemporáneo.